Innovaciones

El proyecto de Código Educativo se propone, al menos, 12 puntos innovadores:

1 - El Código: Una herramienta unificada, ordenadora

La creación del proyecto de Código Educativo se propone ordenar y rescatar lo mejor de la legislación vigente en la provincia de Buenos Aires, en concordancia con la normativa nacional, introduciendo las modificaciones necesarias para mejorar la coherencia relacional de los textos reunidos, presentándolos con una articulación sistemática en su formulación y erradicando los que han caducado por falta de uso, obsolescencia, o por ser contradictorios entre sí.
Se intenta presentar los artículos, siguiendo un plan coherente moderno y armónico, permitiendo un acceso más simple y directo al conocimiento de la normativa que regula el derecho a la educación mediante su sistematización.
Esto significó la reescritura del articulado de las principales leyes que rigen la educación en la provincia, integrando los textos relacionados de la Ley de Educación Nº 13.688, del estatuto del docente, y su reglamentación, así como las partes pertinentes del Reglamento General de Instituciones educativas.
Se incluyó también gran parte de las resoluciones y disposiciones dictadas en la materia, estableciendo que, a los efectos de facilitar el acceso y la comprensión del funcionamiento del sistema educativo de la Provincia a toda la comunidad educativa, año tras año, deberán agregarse o incorporarse a manera de apéndice del Código Educativo, aquellas que se mantienen vigentes, así como las que por razones de necesidad interpretativa o funcional se vayan dictando.
El proyecto de Código Educativo de la Provincia de Buenos Aires recupera el espíritu democrático de la legislación que lo precede y busca garantizar una vez más el derecho a la Educación para todos quienes habitan el territorio bonaerense.

2 - Dispositivos pedagógico-didácticos de los diseños curriculares: Bloque Académico y Trayectos Alternativos

En el transcurso de la educación obligatoria se desarrollarán dispositivos pedagógico - didácticos para el mejoramiento de la enseñanza y el aprendizaje y las trayectorias escolares de los estudiantes.
La propuesta de diseño y planificación de estos dispositivos supone, a nivel institucional, un trabajo colaborativo de todos los docentes y secciones de la escuela.
En los dos primeros años de la Educación Secundaria Básica se propone el Bloque Académico que consiste en un trayecto de dos ciclos lectivos y posee una estructura, un sistema de promoción y estrategias pedagógico-didácticas que le son propias. Una de las características significativas de este dispositivo es la continuidad del docente que permite un mejor acompañamiento a los estudiantes en pos de fortalecer vínculos, contribuir a su adaptación en la escuela y como consecuencia lograr un mejor rendimiento académico.
Respecto a los últimos años de la Educación Secundaria Superior se proponen los Trayectos Alternativos que consisten en itinerarios educativos personalizados que a partir de las materias acreditadas por parte de los estudiantes permiten un recorrido específico y acorde a las necesidades de cada uno de ellos.
La principal fortaleza de este dispositivo es el reconocimiento de los saberes adquiridos logrando que los estudiantes siempre tengan la oportunidad de seguir avanzando en su recorrido académico, siendo una opción frente a la repitencia, práctica ésta sostenida en las escuelas desde mediados del siglo XX, usada cuando los estudiantes no logran la cantidad de aprendizajes esperados.
El Bloque Académico y los Trayectos Alternativos tienen como finalidad atender y dar respuesta a la inclusión social y pedagógica de los jóvenes que forman parte del sistema educativo provincial.

3 - Jornada escolar

En cuanto a la jornada escolar, en el texto se respeta la normativa existente, propiciando su ampliación. En este sentido se pone a consideración la alternativa de jornadas de seis y/u ocho horas, incluyendo horas pedagógicas, correspondientes a los períodos de clase, y horas dedicadas a la labor educativa fuera de clase. La remuneración será acorde a la tarea.
De esta manera se tenderá a fomentar el trabajo interdisciplinario y a concentrar la labor en una misma institución con los beneficios que ello implica para el conocimiento de los sujetos, fortalecimiento de la identidad institucional y sentido de pertenencia.
Se entiende por labor educativa fuera de clase, el tiempo destinado a la planificación de actividades educativas; revisión de tareas estudiantiles; evaluación y redacción de informes; diseño de materiales pedagógicos; investigación; asistencia a cursos de formación permanente, entre otras. También incluye reuniones con otros docentes; con responsables adultos; realización de actividades de apoyo educativo para estudiantes que lo necesiten; colaboración en la organización, supervisión y control de las diversas actividades estudiantiles, etc.
Se sugiere tomar como referencia el modelo ecuatoriano, de acuerdo a su reforma educativa realizada en base a su Ley Orgánica de Educación Intercultural.

4 - Capacitación docente: general, obligatoria y para la formación específica

Del mismo modo que lo establece la Ley de Educación Nacional, los docentes bonaerenses tienen derecho a la capacitación y actualización integral, gratuita y en servicio, a lo largo de toda su carrera. El presente proyecto fija, en ese sentido, la capacitación general y obligatoria, a modo de especialización o diplomatura, con el objetivo de profundizar los saberes profesionales docentes.
El programa de capacitación contará con dos niveles correlativos. Para los docentes que cuenten con 5 años en ejercicio y menos de 10, se propone el nivel uno y para aquellos que tengan una trayectoria entre 10 y 15 años en sus funciones, el nivel dos. Se organizarán cinco áreas temáticas: política educativa, educación sexual, educación y tecnología, educación e integración social, educación, infancia y adolescencia. En el primer nivel se deberá aprobar un programa de capacitación general y obligatoria, que requerirá el correspondiente título habilitante. En el segundo nivel se actualizarán y complejizarán los contenidos, pudiendo modificarse alguna de las áreas, de acuerdo a los requerimientos y necesidades sociales, políticas y culturales. La formación específica del segundo nivel se adecuará así, a las necesidades concretas detectadas a partir de los procesos de evaluación, o aquellas que surgieran en función de los cambios curriculares, científicos y tecnológicos. Finalmente, para acceder a cargos directivos, de secretarios de asuntos docentes e inspectores, antes de rendir los exámenes tradicionales correspondientes, se deberán aprobar los cursos de formación específica que la Dirección General de Cultura y Educación establezca para tal fin.

5 - Evaluación a docentes, directivos y supervisores

El presente proyecto adhiere a formas de educación inclusiva que exigen considerar métodos innovadores de enseñanza y aprendizaje. Ello plantea reflexionar acerca de los criterios de evaluación. La era del conocimiento que caracteriza al siglo XXI está conformada por una gran cantidad de información dinámica y cambiante. Tal es la magnitud que, inclusive para un científico, es difícil abarcar el conocimiento generado en una determinada disciplina. En la actualidad, los científicos sólo llegan a dominar el conocimiento básico de su campo y las habilidades primordiales para navegar por sus disciplinas. Las vías electrónicas de comunicación se emplean ya de forma intensiva en el contexto académico. Estas transformaciones ocurren también en el área de la enseñanza.
La necesidad de aprender durante toda la vida laboral y profesional es cada vez mayor en las sociedades modernas.
La evaluación a docentes, directivos y supervisores es un aspecto fundamental para el mejoramiento de la educación. Se propone como un cambio de perspectiva que implica pasar de una evaluación a cargo de una sola persona, el director o la directora de la institución escolar, a una propuesta que incluya a distintos sujetos de la comunidad educativa como estudiantes, pares docentes, superiores jerárquicos, adultos responsables del estudiantado y el propio docente en su autoevaluación.
Esta nueva propuesta pretende sumar el concepto de evaluación participativa y democrática como un engranaje fundamental en la construcción de una nueva escuela. En tal sentido debe brindar las herramientas necesarias para optimizar la tarea escolar y, dependiendo de los resultados obtenidos, acompañará a los docentes, directivos y supervisores a través de capacitaciones que le permitirán mejorar su desempeño y como consecuencia contribuir a proyectar una mejor educación para los habitantes de la provincia de Buenos Aires.

6 - Jerarquización del personal auxiliar y de servicio, obrero, administrativo, técnico y profesional.

La tarea del personal auxiliar y de servicio, obrero, administrativo, técnico y profesional es de gran responsabilidad y coadyuva al proceso educativo, lo que implica pensar a las instituciones educativas como espacios integrales. Su trabajo debe estar efectivamente articulado con las tareas docentes sin discriminación alguna. Su participación en la toma de decisiones, la posibilidad de contar con procesos continuos de capacitación, la revisión de los aspectos organizacionales, son puntos que se proponen ser replanteados para lograr la jerarquización de su tarea.
Por ello, se promueven bonificaciones y suplementos especiales por la función ejercida dentro del sistema educativo consistente en un incremento sobre el salario básico.

7 - Educación Intercultural

La Educación Intercultural es la modalidad responsable de impulsar una perspectiva pedagógica intercultural en articulación con la educación común, enriqueciéndola, resaltando los derechos, contenidos y prácticas que distinguen los procesos interculturales y repertorios culturales como atributos positivos de nuestra sociedad.
Se trata de una visión que propone pensar la educación para todas las personas, supone la interrelación entre diferentes grupos socioculturales e interviene en todas las dimensiones educativas, favoreciendo la interacción y comunicación dinámica entre todos los actores cuya identidad está en permanente construcción.
Es entendida no sólo como la capacidad de reconocer de forma positiva la pluralidad cultural presente en toda institución educativa, sino también como un eje de reflexión sobre la identidad colectiva y memoria en la que se encuentran representadas todas las personas que viven en el territorio de la Provincia.
La educación intercultural desde el sistema educativo se vincula fuertemente con una educación en lenguas, es decir una educación bilingüe, en tanto que las mismas expresan, vehiculizan y simbolizan la realidad cultural y promueven la conservación de la pluralidad de las identidades. La lengua, además de ser un instrumento de comunicación, es un atributo fundamental de la identidad cultural y la realización del potencial individual y colectivo.
Con el fin de avanzar y consolidar este enfoque se proponen, entre otras acciones: la conformación del Consejo Educativo Autónomo de los Pueblos Indígenas (CEAPI), en vistas a una labor conjunta con el equipo de trabajo de la Dirección General de Cultura y Educación; el diseño y gestión de Nidos de Lenguas -programa de revitalización de las lenguas originaria- y, además garantizar la enseñanza de al menos una segunda lengua en la educación obligatoria (portugués, francés, inglés, italiano).

8 - Educación de Gestión Social

El presente proyecto de Código entiende por instituciones de gestión social a aquellas que han surgido de la organización y gestión comunitaria. Esas instituciones, generadas por organizaciones colectivas y vecinos, nacieron mayoritariamente en períodos de crisis, para encontrar respuestas a las urgentes necesidades educativas de la población más afectada. Por las características de su situación geográfica y por la matrícula que atienden, las instituciones de gestión social buscan desarrollar metodologías de trabajo adecuadas al contexto socio-cultural de los territorios en los cuales se insertan y ameritan ser apoyadas e integradas al sistema formal.

9 - Educación en contexto de privación de la libertad como modalidad

De acuerdo con la Ley de Educación Nacional N° 26.206, que establece la modalidad de educación en contextos de privación de la libertad como aquella destinada a garantizar el derecho educativo de todas las personas en esa condición, para así promover su formación integral y desarrollo pleno sin discriminación alguna, este proyecto de Código Educativo reconoce la importancia de implementar condiciones formativas para los estudiantes privados de libertad.
Las condiciones de encierro generadas por una conducta considerada ilícita por el régimen penal no pueden ni deben implicar mayores restricciones a los derechos que el de la privación de la libertad. En la actualidad, las personas con causas penales concurren a los establecimientos que funcionan dentro de las instituciones carcelarias bonaerenses. Esas escuelas y sedes universitarias tienen como objetivo lograr que el estudiante se apropie de saberes socialmente válidos y recupere la inserción social. Educar a una persona que se encuentra privada de su libertad requiere de un esfuerzo planificado e intensivo, que centralmente se dirija a dotarlo de nuevos modos de pensar, de sentir y de actuar. De esa manera, el presente proyecto de Código reafirma el derecho a la educación que poseen las personas en conflicto con la Ley Penal y valora la normativa respetuosa de las garantías constitucionales y las disposiciones internacionales establecidas por organismos de derechos humanos.

10 - Consejos de Escuela

La creación de los Consejos de Escuela constituye un espacio institucional democrático basado en un modelo de transversalidad, espíritu comunitario, que promueve la convivencia solidaria y fomenta espacios de libertad responsable de toda la comunidad educativa. Se trata de órganos consultivos, colegiados y representativos de todos los sectores de dicha comunidad y su finalidad principal es promover la organización y el fortalecimiento del ejercicio democrático a través de la elaboración de acuerdos, normas y disposiciones que surjan de todos los integrantes de estos Consejos, dando cuenta de las inquietudes, necesidades, valores y realidades que inciden en el desarrollo de los procesos de aprendizaje de los estudiantes.
Cada institución educativa, de gestión estatal, privada o social, contará con Consejos de Escuela integrados por los sectores que componen la comunidad educativa, con representantes elegidos democráticamente entre sus pares. De esta manera se promoverá el compromiso de todos los sujetos involucrados -docentes, no docentes, alumnos, familia- en la tarea educativa, conforme a los objetivos que la propia comunidad se plantee de acuerdo a su realidad particular, complementando y sin sustituir la responsabilidad del Estado en garantizar y hacer cumplir la obligatoriedad de la Educación que prescriben las leyes vigentes.

11 - Planificación estratégica, hábitat y diseño para la nueva escuela

La propuesta de infraestructura escolar hacia futuro implica la creación de nuevos establecimientos escolares que deberán contar con características que se encuadren dentro del concepto global de hábitat y que respondan a la integración del tejido urbano donde se implantaren. Esto implica contar con condiciones de accesibilidad y medios de transportes, cercanía a centros de salud, como así también abastecimiento de infraestructura básica: sistemas de saneamiento cloacal, provisión de agua potable, gas, conexión al sistema de provisión eléctrica, conectividad multimedia, comunicaciones. De esta manera, los espacios destinados a la enseñanza deberán ser pensados conforme a las necesidades y características socioculturales y ambientales del medio en que se inserten, considerando una planificación estratégica, distributiva y sustentable, con una propuesta de uso donde su implantación disponga de predios de amplias superficies para desarrollar el Proyecto Educativo Institucional (actividades de educación física, deportivas, recreativas, de esparcimientos y culturales) de manera que se conviertan en enclaves atractivos para la comunidad educativa, donde se representen equilibradamente y de manera integrada todos los sectores de la sociedad en igualdad de condiciones de acceso al sistema en el marco de una educación inclusiva, convocante y de calidad.
En tal sentido, los establecimientos escolares se constituirán como nexos con la comunidad, promoviendo el acercamiento y vinculación con otras instituciones en el marco de una propuesta dinámica de integración social.
En los nuevos edificios escolares será central la propuesta del diseño, con espacios que favorezcan el vínculo entre docentes y alumnos, desde una perspectiva integral, diseñados para ser activos constructores del proceso de enseñanza y aprendizaje. Las aulas serán flexibles y temáticas en los lugares que corresponda, conectadas a los demás ámbitos de la escuela, conforme a un criterio pedagógico que permita a los estudiantes y docentes una mayor y mejor adecuación de las diferentes actividades de aprendizaje, dejando atrás los claustros cerrados en sí mismos en una sumatoria de locales vinculados por circulaciones en uso rutinario y pasivo.
Las aulas como los demás espacios pedagógicos deberán cuidar condiciones de habitabilidad y confort, especialmente las referidas a las condiciones espaciales, de ventilación e iluminación, garantizando el respeto a la normativa vigente en relación a la seguridad e higiene. Se deberá atender a los espacios destinados a los diferentes servicios que brinda la institución, tales como: bibliotecas, salones de usos múltiples, hemerotecas, laboratorios, salas de multimedia, gimnasios, patios, áreas deportivas; de modo tal que contengan en la propuesta edilicia una adaptación a los diversos espacios y su utilización, en vistas a la implementación de un proyecto educativo integral.

12 - Educación Especial: 1 año de licencia cada 7 trabajados

Los docentes de educación especial tienen a su cargo la responsabilidad de tratar de integrar a los educandos con discapacidades temporales o permanentes, en todos los niveles y modalidades, concretando así de manera efectiva su derecho a la educación.
Tomando en especial consideración la responsabilidad, esfuerzo intensivo y total dedicación que implica dicha tarea, es que, a manera de reconocimiento se propone para estos docentes un año de licencia con goce íntegro de haberes cada siete años efectivamente trabajados frente a curso.