Información

20 de abril de 2015

Con significativos aportes avanza la propuesta de Código Educativo

En diciembre pasado el senador bonaerense Gustavo Oliva (FpV) presentó el anteproyecto de Código Educativo desde el que promueve la jerarquización, sistematización del sistema educativo así como también la incorporación de dispositivos pedagógicos didácticos innovadores.

Con la intención de recibir aportes que enriquezcan el texto original se creó el sitio web www.codigoeducativo.org desde donde se puede acceder al texto completo y enviar propuestas para su análisis y posible incorporación.

“Desde distintos puntos de la Provincia han enviado valiosas propuestas para la construcción colectiva de una nueva escuela”, enfatizó Oliva y agregó: “Con más de 2900 visitas el sitio web promueve la participación de la comunidad en general para abrir a un debate con acciones concretas sobre qué escuela tenemos y qué escuela queremos”.

Gustavo Oliva preside la comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Técnica del Senado y desde allí impulsó la redacción del anteproyecto. “Es el resultado de más de tres años de trabajo de un equipo interdisciplinario con el que nos propusimos plantear modificaciones para mejorar la coherencia relacional de los textos e incorporamos una serie de innovaciones para una escuela acorde a los tiempos que corren, una escuela convocante en el sentido más amplio de la expresión e inclusiva para todos”, destacó el legislador.

La propuesta significó la reescritura del articulado de las principales leyes que rigen la educación en la Provincia, integrando los textos relacionados de la Ley de Educación Nº 13.688, del Estatuto del Docente y del Reglamento General de Instituciones Educativas, entre otras normas.

“Hoy por hoy es muy difícil acceder a la legislación educativa vigente porque se encuentra dispersa en once leyes estructurales más las resoluciones y disposiciones”, remarcó el senador.
La iniciativa contiene 1122 artículos, reunidos en 132 capítulos, 24 títulos y 4 libros.

Incorpora una serie de innovaciones y pueden sintetizarse en al menos 12 puntos: la propia propuesta del Código como herramienta unificada y ordenadora; la creación de dispositivos pedagógico-didácticos de los diseños curriculares como el Bloque Académico y los Trayectos Alternativos que surgen con la finalidad de atender y dar respuesta a la inclusión social y pedagógica de los jóvenes que forman parte del sistema educativo provincial; en cuanto a la jornada escolar, en el texto del anteproyecto de Código se respeta la normativa existente, propiciando su ampliación y se pone a consideración la alternativa de jornadas de siete y/u ocho horas, incluyendo horas pedagógicas, correspondientes a los períodos de clase y horas dedicadas a la labor educativa fuera de clase con una remuneración será acorde a la tarea.

Por otra parte se propicia la capacitación docente general, obligatoria y para la formación específica. Asimismo se plantea la evaluación a docentes, directivos y supervisores como un cambio de perspectiva que implica pasar de una evaluación a cargo de una sola persona, el director o la directora de la institución escolar, como es actualmente, a una propuesta que incluya a distintos sujetos de la comunidad educativa como estudiantes, pares docentes, superiores jerárquicos, adultos responsables del estudiantado y el propio docente en su autoevaluación. Esta nueva propuesta pretende sumar el concepto de evaluación, participativa y democrática como un engranaje fundamental en la construcción de una nueva escuela.

Respecto al personal auxiliar y de servicio, obrero, administrativo, técnico y profesional se promueve su jerarquización con capacitaciones, bonificaciones y suplementos especiales.
Se propone la creación de la Educación de Gestión Social; la educación en contexto de privación de la libertad como una modalidad; avances en materia de Educación Intercultural; la creación de Consejos de Escuela y una planificación estratégica para la construcción de las nuevas instituciones educativas.

En cuanto a los docentes de la modalidad de educación especial se plantea un año de licencia con goce íntegro de haberes cada siete años efectivamente trabajados frente a curso.

“Estos son algunos de los puntos que promovemos para avanzar en modificaciones que resulten sustanciales que se ven enriquecidos por los envíos que hemos recibido y estamos convencidos que seguiremos recibiendo porque lo valioso está en tomar parte de las decisiones que nos involucran a todos. Un tema tan importante como la educación lo merece y consideramos que es el momento de hacerlo” explicó Oliva.